15 de 06 de 2017

Tristeza y ejercicio

487c95eb7e3c204d7a1c42a490942fc8

Deporte anti estrés, anti depresión y anti mal humor: la actividad física puede con todo eso y está demostrado por qué. ¡Sigue leyendo para enterarte!

Yo creo que hay pocas personas que pueden decir hoy en día que no están estresadas, tristes o que se preocupan por algo. Solo basta ver las noticias y un montón de sentimientos negativos pueden empezar a desencadenarse en tu cuerpo, seas de donde seas. La verdad es que noticias malas en el mundo hay para rato y para dejarnos a todos como una bola de nervios.

Y si bien muchas veces todas esas informaciones lo que nos hace es provocar meternos en la cama y esperar que todo pase, lamentablemente no podemos. Tenemos que trabajar, comer, bañarnos, cuidar de los hijos, pagar cuentas, en fin, seguir con la vida.

¿Pero cómo aliviar tanta tensión? Como yo no soy psicóloga, el único granito de arena que puedo poner es lo que llevo en mi experiencia y eso es: recomendar la actividad física.

Y no hablo solo de la actividad física para un fin específico (perder peso o mejorar el rendimiento en una actividad deportiva) sino por el efecto que tiene en la mente: nos puede dar sensación de bienestar.

f292cd495a1d73f4ac763d62e9c49ca9

En Mayoclinic.org‬ nos comentan que estudios realizados sobre la ansiedad y depresión ponen al ejercicio físico como una de las herramientas para reducir esos estados, de la siguiente manera:
- Liberación de químicos en el cerebro que nos hacen “sentir bien” (como las endorfinas y los endocannabinoides en actividades intensas)
- Reduce los químicos del sistema inmune que pueden empeorar la depresión.
-Aumenta la temperatura corporal, lo que puede proporcionar efectos calmantes.

En el artículo resaltan que no solo el ejercicio estructurado ayuda con la depresión, sino que cualquier forma de actividad física puede producir bienestar. Si ya tienes una rutina estructurada, tipo clases, plan de pesas, ejercicio cardiovascular programado, pues buenísimo, seguir con esto te puede ayudar a aliviar el estrés. Pero también caminatas, actividades hogareñas que requieran actividad física, subir escaleras, dar vueltas, lo que sea. Cualquier cosa que te mueva un rato puede ayudar a que tu mente se calme.

a8aed3676349344e74cbb6109dd68928

Y hay un detalle que si bien no resaltan en el artículo a mi me parece importante: tienes que hacer algo que te de placer y que no te genere más tensión. Si ya tienes un montón de frentes atacándote (las noticias, el trabajo, relaciones, lo que sea) no te juegues el gol en contra y te pongas a hacer algo “por obligación”.

Fijarse metas personales y tener un plan para un objetivo es un éxito para mantener nuestra mente (y a veces alma) distraída. Pero si esto se vuelve una fuente extra de stress (el típico caso de esa frustración que termina en obsesión por no conseguir los resultados que quieres), toma dos segundos y respira. Haz un stop para que mires las cosas desde otra perspectiva. La actividad física, y todo lo referido al fitness, debe ser una ayuda para tu vida, no una tortura más.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último