26 de 09 de 2017

Veggie pero sana y equilibrada

90d8e4d3f42969ace4c42bd4d2cf56b2

Te damos los consejos fundamentales para llevar una alimentación vegetariana sana y equilibrada. ¡Clic aquí para conocerlos!

Una dieta vegetariana puede ser una opción sana. La clave está en consumir alimentos variados y la cantidad correcta de estos para satisfacer las necesidades de calorías y nutrientes del cuerpo.

Es muy importante que si quieres optar por este tipo de alimentación, antes vayas donde una nutricionista y te de una pauta de alimentación de acuerdo a tus necesidades y requerimientos.

Jamás es recomendable hacer un cambio tan brusco en la alimentación sin el apoyo de un profesional experto en el tema.

Consejos claves:

1. Es fundamental que consumas proteínas y sepas dónde encontrarlas:
Las necesidades de proteínas pueden satisfacerse fácilmente al consumir varios alimentos de origen vegetal.

Las fuentes de proteínas para los vegetarianos incluyen las legumbres, las nueces o frutos secos, los productos de soja (tofú, tempeh) quínoa y alimentos integrales.

Los lacto-ovo-vegetarianos que consumen productos lácteos y huevos también obtienen proteínas de los huevos y productos lácteos.

2. Fortalece tu esqueleto con fuentes de calcio:
El calcio se utiliza en la formación de los huesos y los dientes. Algunos vegetarianos consumen productos lácteos, que son excelentes fuentes de calcio.

Otras fuentes de calcio para los vegetarianos incluyen la leche de soya enriquecida con calcio (bebida de soya), o leches vegetales como de almendras.

También el tofu hecho con sulfato de calcio, los cereales para el desayuno y el jugo de naranja fortalecidos con calcio y algunos vegetales de hoja verde oscuro (espinaca, kale, alcachofa, etc.)

3. Aprende a llevar tu alimentación en juntas con amigos:
Por ejemplo, si estás invitada a un asado, puedes comprar hamburguesas vegetarianas de soya, o puedes prepararlas tú misma como hamburguesas de lentejas o de quínoa. Acompañado de verduras a la parrilla como berenjena, pimentón, zapallito italiano. ¡O puedes preparar brochetas de vegetales a la parrilla que quedan deliciosas!

7bf666ba8057c6e9392938426b4cc416

4. Aumenta tu consumo de legumbres y aprende a preparar distintas recetas:
Las legumbres como lentejas, porotos, porotos negros, arvejas y garbanzos tienen un gran aporte de proteínas vegetales, aprende a comerlas en burritos, fajitas, como hummus, cremas, en ensaladas, como ceviche de lentejas o garbanzos, etc.

5. Incorpora en tu alimentación frutos secos:
Como maní, almendras, nueces, pistachos, que tienen un gran aporte de proteínas y grasas saludables.

Las puedes comer como colación o agregar a las ensaladas. ¡Pero ojo con las porciones! Recuerda que son saludables pero muy calóricas.

6. Es muy importante realizarse exámenes de sangre:
Para verificar que tienes todos tus niveles correctos de vitaminas y minerales. Una de las principales deficiencias cuando se lleva este estilo de alimentación, es la anemia y déficit de vitamina B12.

Para evitar esto, debes muchas veces consumir suplementos o ser aplicada y revisar que los alimentos que consumes sean enriquecidos en hierro y vitamina B12.

Sobre todo mucha precaución con la vitamina B12 ya que en su estado natural solo se encuentra en productos derivados de animales.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último