29 de 09 de 2017

Cuida tu columna con este tip

c434f84e09a4bb74e4cba23da9e550d3

Un ejercicio fundamental para fortalecer, mejorar y trabajar la columna. Con él evitarás pasar malestares y podrás prevenir todo tipo de dolor. ¡Clic aquí para descubrirlo!

El dolor lumbar es la patología más frecuente que afecta al sistema músculo esquelético a nivel mundial, generando gran impacto no solo a nivel de la salud y calidad de vida de las personas sino que también a nivel país, con importantes consecuencias económicas.

A diario me encuentro con hombres y mujeres, de todas las edades, preocupadas por la “salud de su espalda”. Algunos porque tienen un lumbago crónico que les pesa a diario; otros porque alguna vez lo tuvieron y no quieren volver a pasar por eso, y otros porque simplemente quieren prevenir para cuando estén mayores.

lumbalgia

Esto es muy alentador, ya que un factor importante para el éxito de cualquier tratamiento es que las personas busquen ser parte de su proceso de rehabilitación de una forma más activa y protagonista y no quieran seguir en el rol antiguo de “pacientes” pasivos.

Para todos los que quieren estabilizar y flexibilizar la columna, aquí les dejo un ejercicio muy eficiente con todos los tips necesarios para que su ejecución sea la correcta.

Ejercicio gato engrifado:
La posición inicial es en 4 apoyos sobre una colchoneta. Fíjate que tus manos queden bajo los hombros y tus rodillas bajo las caderas. Si sientes molestia en las muñecas puedes apoyar las manos un poco más lejos en la colchoneta.

Tu columna debe quedar derecha y con las curvas fisiológicas normales, es decir, debe existir una pequeña curva a nivel lumbar y cervical. Tu cabeza debe seguir la posición de la columna, sin caer hacia el suelo ni quedar excesivamente extendida. Tu vista debe dirigirse hacia un punto imaginario entre tus manos. No debe quedar una hendidura entre tus escápulas; para esto debes sentir que empujas el suelo.

pose

En esta posición debes sentir que tus abdominales están contraídos, como si fueran un puente colgante entre tus hombros y tus rodillas. También debes conectar la musculatura del piso pélvico, como aguantando las ganas de ir al baño.

En esta posición (que no es una posición de descanso, sino que una posición muy activa) debes tomar aire y luego al exhalar, vas flectando tu columna secuencialmente, vértebra a vértebra, desde abajo hacia arriba, hasta quedar completamente flectado, como si te pegaran un combo en el abdomen, con la vista proyectada hacia tus muslos.

Debes imaginarte una fogata bajo tu ombligo de forma que tu abdomen suba, evitando quemarse. En esa posición de completa flexión de columna debes tomar el aire, expandiendo tus costillas; y luego al exhalar vuelves a la posición inicial de manera controlada y secuencial, vértebra a vértebra.

5dc48e553f14093a2db483f50074a8b1

Es muy importante para entrenar la conciencia corporal, que seas capaz de volver a la posición correcta. Repite este ejercicio 10 veces todos los días y tu columna te lo agradecerá.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último